miércoles, 11 de junio de 2008

Un vistazo a los cambios de la mano de IBM



Había tenido yo una semana muy complicada, llena de viajes y con poco tiempo libre y sentía al mismo tiempo la llamada imperiosa de este blog inactivo, pero estaba tan cansado que no se me ocurría nada y, de pronto, abro el periódico perezosamente, recostado en el sillón y ¡ bingo ! ¡ allí estaba!, la respuesta a mis plegarias.
Si os interesan los cambios y su interpretación, IBM ha realizado lo que sería el sueño para muchos de nosotros, ha conseguido entrevistar a 1.000 consejeros delegados de empresas en 40 países y de 32 sectores económicos y sus respuestas constituyen el Estudio Global del CEO 2008 sobre la Empresa del Futuro.

No hay duda que la visión que sale de una encuesta de esta extensión y variedad será el destilado puro de cómo se piensa en el futuro en las empresas del mundo. Es verdad que las empresas no son el lugar donde más ideas nuevas se mueven, si lo comparamos con entornos de Internet como la blogosfera o los entornos de trabajo colaborativo, pero, no cabe duda que sí que son las empresas la mayor fuerza transformadora de la realidad en el mundo actual. Las ideas que manejan, sean muchas o pocas, tienen la vocación de plasmarse en realidades, en productos o servicios y no se quedan en meras teorías o en charlas, y, por tanto, se incorporan directamente a la vida de las personas, ya sean actuando éstas como clientes o como empleados. Por eso creo que es tan interesante el resultado de este estudio.

La foto robot que este Informe obtiene de la empresa ideal para afrontar el futuro (tomando los datos de aquellas con mayores crecimientos de ingresos y de beneficios,) es la siguiente:
  • Es una empresa dispuesta a cambiar. Que se anticipa a las tendencias y que en cada cambio ve más una oportunidad de hacerlo mejor que el resto y de dejar atrás a sus competidores que un riesgo para ella.

  • Tiene clientes más exigentes y es más sensible a ellos. No los teme. Quiere sorprenderlos con innovaciones.

  • Está adaptada a la globalización que le permite obtener ventajas y talento allí donde surjan.

  • Desafía los modelos de negocio establecidos. Es disruptiva por naturaleza. Si es necesario se reinventa a sí misma y a todo su sector.

  • Ha superado la etapa de filantropia y está realmente comprometida con la sociedad donde trabaja. Es más responsable.

Tal vez así leído suene a algo ya contado muchas veces, pero hay que decir que esto está sacado de las 8 páginas del resumen ejecutivo. Para ver los matices y lo que hay detrás será interesante leer el informe completo, o al menos algunas partes del mismo. En la página web te dan la posibilidad de entrar tus datos y que te envíen el informe completo. Lo he pedido.

En una presentación en Flash del estudio que hay en la web se muestra algunos gráficos significativos del mismo. Tal vez, el más llamativo es el de los denominados tres factores impulsores del cambio. Hace 4 años, en el 2004 el factor que era más repetido con un 84% de las respuestas era el de los factores del mercado, le seguía en importancia, con un 42%, las habilidades de la gente, después aparecían otros como los factores regulatorios, los macroeconómicos, la globalización y finalmente en sexto lugar con un 33% de las respuestas, los factores tecnológicos.

En el 2008 esto ha cambiado un poco y los dos primeros factores conservan su puesto: con un 48% los ejecutivos piensan que los factores del mercado son el mayor impulsor del cambio (una gran disminución desde el 2004), en segundo lugar con el mismo 48%, las habilidades de la gente (que suben ligeramente desde el 2004) y en tercer lugar, pasando a otros factores, más coyunturales que le precedían en el 2004, suben las respuestas sobre los factores tecnológicos, con un 35% de las mismas.

Es decir las respuestas nos llevan a que los impulsores del cambio más influyentes hoy son : mercado, talento y tecnología.

Ponerlos así me ha recordado un cierto paralelismo con aquellos tres factores que Richard Florida atribuía a las ciudades que tenían éxito frente a las que estaban en retroceso y que provenían de que propiciaban la aparición de una "clase creativa" que las transformaba. Los tres factores, las tres Ts son: tolerancia, talento y tecnología. Aquí se intercambian mercado por tolerancia, lo que tiene una lógica pues en ambos prima la diversidad y la coexistencia de múltiples opciones simultáneas.

Parece, por tanto, que ya hablemos de empresas o de estudios urbanos, los impulsores clave del cambio son similares. Tienen un componente de entorno (tolerancia o mercado), otro relacionado con las personas (talento) y un último de innovación (tecnología).

Bueno, yo he cumplido hoy con el compromiso de continuidad que tengo con mi blog y IBM nos ha hecho un gran regalo con esta reflexión. Os contaré algo más cuando llegue el informe completo.





2 comentarios:

Ruth dijo...

Muy interesante Pepe, lo pediré yo también. Es curioso, pero hace poco yo también me lancé a la aventura de los Blogs y engancha...! ahora mismo te enlazo. ;-)

José de la Peña dijo...

Ruth, me tienes que dar el enlace al tuyo