sábado, 28 de febrero de 2009

La crisis va a desplazar el centro de gravedad del mundo


Desde Occidente hacia Oriente. Esta es la principal idea que mantiene el anterior Ministro aleman de Asuntos Exteriores y vicecanciller, Joschka Fischer, en una entrevista reciente (en inglés) para un periódico. Lo Oriental ya no es solo una moda. La aparición de estéticas indias o chinas se corresponde con una realidad económica ineludible. Occidente está cada vez más endeudado y Oriente es su principal acreedor. China posee hoy las mayores reservas en euros y en dólares del mundo. Tenemos que prepararnos mental y culturalmente para un mundo diferente del que surgió del fin de la Segunda Guerra Mundial o de la caida del Muro hace ya 20 años. Un mundo con más polos y una mayor igualdad. Espero que esto signifique un mundo más negociador y, por tanto, más dialogante. Si esto es así, será lo único bueno que habrá dejado tras de si la crísis.