domingo, 1 de marzo de 2009

La revolución digital de abajo a arriba.... y la nanotecnología


Definitivamente no se puede pasar por TED (uno de esos regalos que nos da la Red) sin escuchar alguna charla interesante o que abra una nueva curiosidad o un nuevo campo que explorar. Mi descubrimiento de estos días ha sido una charla de Neil Gershenfeld que, como era una charla bastante compleja en inglés he tenido que recurrir a buscarla subtitulada para poder seguirla en todos sus detalles, y eso me ha llevado a otro descubrimiento, esta dirección en la que los internautas subtitulan y dejan los vídeos que quieren compartir. Al menos ahí la he podido encontrar subtitulada, aunque también en inglés. Trata sobre la nueva revolución del internet de los dispositivos con el foco en la fabricación de pequeños dispositivos inteligentes en laboratorios pequeños y con personal no experto que ayuden a resolver localmente problemas. Muestra ejemplos en Africa y también hace un repaso previamente por las grandes líneas de investigación que darán lugar a ese Internet de las cosas del que tanto estamos oyendo hablar. Por supuesto cuando hace este repaso la tecnología clave que aparece es la nanotecnología. Cubre, por tanto, la charla, ambos extremos, tanto la alta tecnología de centros como el MIT, hasta la tecnología extendida por el mundo en pequeños laboratorios FabLab por el mundo.



Precisamente esta semana pasada estuve en Finlandia, en Nokia, y su vídeo de futuro sobre la evolución de los móviles, mostraba dispositivos basado en estructuras nanotecnológicas que podían plegarse como un papel y conservarse estables en cada nueva forma al tiempo que cambiaban las funcionalidades. Así se podía tener un móvil extendido que simulara un ordenador portátil, o plegado como un móvil actual o formando una pulsera que pudiese ser llevado alrededor de una muñeca, con la capacidad incluso de imitar forma y color del vestido, como otro accesorio más de nuestra vestimenta.

Aquí se puede ver un vídeo de ese concepto que denominan Morph y que podrá tener realidad en una década. No os lo perdáis, es impresionante y hace soñar con la tecnología. No olvidéis que el futuro, con la buena tecnología, llega antes de lo que se piensa



1 comentario:

josempelaez dijo...

José, muchas gracias por compartir las direcciones.
Por cierto, el futuro de la producción 'fabless' —difundida por el MIT como fruto de los FabLabs— siempre me ha parecido un tema muy atractivo.