domingo, 30 de junio de 2013

Siete ingredientes que no han de faltar en una estrategia digital


Hacer Estrategia es sobre todo hacerse las preguntas  adecuadas para el problema a resolver. En el caso de la estrategia digital de las empresas, que es un paso imprescindible para su futuro, todo pasa por tener presencia en la Red, ser relevantes, ser eficientes y tener capacidad de mejorar.  Saber cómo es nuestra estrategia digital  no es en principio complejo si lo traducimos a sencillas preguntas lógicas y de fácil respuesta. 
El check list básico que toda empresa debería hacerse sobre su estrategia digital seria más o menos el siguiente:
1. ¿Consigo que mis clientes me encuentren en Internet?
2. ¿Responde mi web a las necesidades de mis clientes?
3. ¿Habla mi web un lenguaje sencillo que entienden mis clientes?
4. ¿Pueden mis clientes visitar mi página a través de móvil o tablets?
5. ¿Soy capaz de vender por Internet?
6. ¿Me comunico con mis clientes en redes sociales?
7. ¿Mido mis resultados de mi actividad digital?
Tras estas simples preguntas los más expertos en estrategia digital podrán descubrir siete ingredientes que, en opinión de Neo Labels, toda empresa debería incluir en su estrategia digital.
En el mismo orden de las preguntas estos ingredientes básicos serian:
1. Posicionamiento (SEO)
2. Contenidos
3. Usabilidad/Audiovisual
4. Accesibilidad para dispositivos móviles
5. Comercio electrónico
6. Redes Sociales
7. Medir/Analítica web
Respondiendo a esas siete simples preguntas, una empresa puede darse una primera idea de su situación en el nuevo universo digital. Esa lista es también un modo de saber qué camino ha de emprender para mejorar su posicionamiento digital
De los siete elementos hay tres que se centran en tener presencia frente a su audiencia, sus clientes, allí donde esté y con el dispositivo que emplee (en web, redes sociales y móvil) y son ingredientes esenciales (el 1, 4 y 6). Otros tres de ellos están relacionados con una mayor eficiencia en la comunicación y en el negocio (2, 3 y 5); y por fin el último de ellos  (el 7), el de la medición y la analítica web, está relacionado directamente con la capacidad de mejorar en el futuro, ya que como dijo Peter Drucker “Todo lo que se puede medir se puede mejorar”, y esta frase también se puede formular en negativo, no puede haber mejora en lo que no se mide.
De los siete ingredientes hay algunos que suelen estar en cualquier plan de mejora de una empresa en el mundo digital . Pero hay otros, muy importantes, que eran esenciales también en el mundo de la comunicación más clásica, pero que en las recetas digitales muchas veces son ignorados y cuya ausencia, en nuestra opinión, hace ineficientes muchas de estas estrategias. 
Entre estos más olvidados cabe destacar sobre todo la usabilidad (3), entendida como hacer todo fácil para el cliente, para el visitante, y en ese apartado también podríamos incluir el mayor uso de contenidos audiovisuales que son mas afectivos para la transmisión de ideas y mensajes  por ser más fáciles de asimilar. También se suele olvidar incluir la medición (7) y el análisis de los datos (analítica) que nos permite saber en todo momento qué está ocurriendo, qué interesa a nuestros visitantes, cuál es el “mapa de calor” de nuestra web tras sus visitas. Esto permite optimizar los contenidos para aumentar las visitas y así hacer más eficaces las ventas.  
Nunca hay que olvidarse de medir, esto deberíamos repetirnos cada noche antes de dormir. ¡Hasta el próximo post!

Nota: Este post fue publicado previamente en la web de Neo Labels donde colaboro como Asesor Estratégico y con un post semanal sobre comunicación y cambios. Este fue escrito en colaboración con Alejandro de la Sota

1 comentario:

Coc korikó dijo...

Me ha gustado mucho la manera tan clara de explicarlo, muchas veces nos perdemos en términos confusos que impiden ver unos principios tan de sentido común. Gracias.
Margalida