domingo, 25 de mayo de 2008

¿Hacia una nueva sociedad?

La lluvia me ha permitido hoy dedicarle más tiempo al periódico de hoy y de ayer. De todo lo que he leido nuevo me ha llamado la atención un párrafo de una columna de José Vidal-Beneyto sobre el filósofo alemán Habermas:



"Más allá de los imperativos de la sociedad del trabajo y de la ética puritana que le confiere validez máxima, Habermas nos invita a privilegiar el mundo de la comunicación humana y de la interacción ciudadana, a sustituir el ethos del trabajo por la ética del diálogo como ya había adelantado Guido Calogero."



No sé mucho sobre Habermas, al menos no más allá de lo que se puede encontrar en Internet tras una búsqueda de media hora (Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, teoría de la acción comunicativa, etc), pero su búsqueda de otros fundamentos para la democracia creo que conectan con el modo en que Internet está evolucionando en su fase 2.0. Comunicación, interacción, talento, contribución son valores de la 2.0 y configuran nuevas formas de comunidades. Todavía no es la base de una nueva sociedad, pero desde luego contrasta con los fundamentos de la que tenemos.



Dedicaré un tiempo con la ayuda de mi amigo Rafa Casado, autoridad en filósofos de la Escuela de Frankfurt, como Habermas, a intentar entenderlo, así como las propuestas de sus seguidores como la de contribución social para crear una sociedad más solidaria diferente de lo que deriva del mero juego del mercado. Es evidente que mucho de lo que se hace hoy en Internet no tiene nada que ver con la lógica del mercado, la contribución desinteresada, copyleft, el liderazgo derivado de la mayor aportación a los otros, etc no son las varas de medir habituales en el mercado y, sin embargo, están dando lugar a un fuerte movimiento transformador en la Red. Es el momento de leer a los que han pensado más profundamente en otras alternativas que tengan como fundamento la comunicación. Por eso creo es el momento de leer a Habermas. Os informaré si al final entiendo algo.

2 comentarios:

fiap dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fiap dijo...

Querido Pepe,

Amigo, sí -y grande-, pero autoridad sobre la Escuela de Frankfurt, no, sólo un aprendiz. Lo único que pasa es que, como sabes, en mi época de estudiante de sociología en la UCM tuve 'profes', entusiastas de esta corriente (sociología crítica), que suscribí en su día y forma parte de mi vida. Son mis autores de referencia.

Recuerdo, además, que ya hemos hablado varias veces de este enfoque crítico, identificándolos como precursores de lo que ahora estamos viendo con la era 2.0. También influyeron el lo que "pudo haber sido y no fue" (Mayo del 68).

En la red (era 2.0), razón y pasión se funden en la "conversación".

Los primeros en criticar la "racionalidad instrumental" del capitalismo fueron ellos. También la "fragmentación del yo" en varios roles diferenciados en función de lo que consumimos, que sirven además para fragmentar nuestras conciencias, tanto la social como la política.

Esta técnica permite que renunciemos al poder que nos confiere nuestra condición de ciudadanos, legitimando y perpetuando el culto al mercado y el déficit democrático que lleva en su interior el Estado liberal y la democracia representativa, hasta el punto de confundir mercado con democracia.

La alternativa es bien clara. En fiap defendemos el axioma de que, en esta nueva sociedad red, del conocimiento y de la inteligencia colectiva que estamos construyendo: "lo que no se da, se pierde". Esta estrategia rompe y desarma la lógica del mercado y la ética puritana del trabajo (weberiana) y conecta con la lógica y cultura "hackeriana" que es la que inspira la red (pasión y razón, conocimiento, trabajo bien hecho, desinterés por el mercado (precio), valores sociales, solidaridad, colaboración...etc.)

¡Seguimos con unas cañas!

Un abrazo // rafa casado