sábado, 23 de abril de 2011

Una curiosa analogía entre el Universo y la Red

Hoy día del libro y de San Jordi estaba acabando el magnífico libro de Jorge Juan Fernandez "Las reglas del juego" que presentamos este mes en el Circulo de Bellas Artes (ver vídeo de la presentación) y encontré una curiosa reflexión, una regla empírica sobre la Red atribuida a Will Hill y Jakob Nielsen, la regla del 90-9-1. Esta regla dice que en la mayor parte de las comunidades on line, el 90% de los usuarios son lo que se denomina "lurkers", personas que leen y observan pero que no contribuyen a la discusión, porque no lo necesitan o no ven la ventaja de hacerse "visibles" frente a la de obtener conocimiento desde su anonimato. Mientras el restante 9% de los usuarios contribuyen esporádicamente y el 1% son los más activos, los creadores, los dinamizadores, los "astros" de la Red. En otras palabras ese 10% (9%+1%) es visible y el 90% es invisible, pero existe, aunque sólo se puede deducir de forma indirecta. Forma parte del universo de la Red, pero no es notorio y existe la esperanza de que con el tiempo empiece a integrarse como un miembro activo.


De un modo inmediato, esta reflexión me llevó asociativamente al concepto de "materia oscura" y "energía oscura" que se usa en Astrofísica y que es tan perturbador como el de lurkers. Lo que dice la ciencia es que solo observamos un 10% de la materia existente, el resto se detecta solo por los efectos gravitatorios que produce pero no emite ninguna radicación electromagnética, en ninguna longitud de onda (en nuestra analogía, ni comenta ni escribe). Por ejemplo, muchas galaxias giran más rápidamente de lo que la masa visible permitiría predecir y calcular y se atribuye esta diferencia a la materia oscura. Como en el caso de los lurkers, solo hay una manera indirecta de detectar esta materia.


Es una mera analogía, de acuerdo, pero que muestra que los "astros" visibles, lo que leemos, lo que escribimos, es solo una parte ínfima de lo que existe y del efecto que la Red tiene en la sociedad, al igual que los planetas, las estrellas o las nebulosas son solo una parte pequeña de lo que existe en el Universo. Ese 90% de materia y energía oscura es en el Universo la explicación última de sus estructura tras el Big Bang y en la Red ese 90% de lurkers es una explicación del enorme impacto que la Red posee en las opiniones de la sociedad pese a la minoría de usuarios activos. Al mismo tiempo, estos lurkers son detectados por los contadores de lectores de un blogs o seguidores de Twitter y su número, su existencia, es la gravitación que acelera y estimula a seguir a muchos blogueros o twitteros. Los lurkers configuran en su silencio la estructura y dinámica de la Red.


Y hasta aquí la analogía. Tal vez sea solo una casualidad pero era un buen tema para reactivar mi poco activo blog. La moraleja es que "lo que no vemos puede ser incluso más importante que lo que vemos" o que lo que vemos no es toda la realidad, tal vez incluso sea solo una parte muy pequeña de la sociedad, lo que durante mucho tiempo se llamó en sociología: la mayoría silenciosa, que se manifiesta en las elecciones o en los grandes eventos colectivos de alto contenido emocional. Espero que lo hayais disfrutado.






8 comentarios:

alberto dijo...

La proporcion 1,9,90 en la red es bastante más acusada como 1, 90, 90000. sobre todo cuando no hay dinero por medio.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Interesante la analogía de lurkers y agujeros negros: aunque no los veamos, se sabe científicamente que ambos existen.

Las energías gravitarorias de altísimo valor y los contadores de visitantes en webs/servicios de Internet que no participan, los delatan.

Cañada Blanch Infantil dijo...

Esta es una reflexión que nos persigue desde hace tiempo a la tribu 2.0.

Ponemos mapas con contadores de IP porque nos hace ser mas conscientes de lo que sucede cuando abrimos un nuevo proyecto.

Preguntamos a los padres de nuestros alumnos de infantil para saber las razones de su participación, o no, en los blogs de aula, preguntamos a los compañeros que visitan pero no comentan, vamos creando un estado de emoción 2.0 porque partimos de esta reflexión:
La tribu educa en un ritual cultural Nuthal (2005, pp.895-934) nos pone de manifiesto que la enseñanza es un ritual cultural que se ha asimilado por cada generación a lo largo de varios siglos y que reproducen los docentes, las familias y los propios estudiantes sin conciencia de sus fundamentos e implicaciones. La generación de padres y profesores que ahora usan las Tecnologías de la Información y la Comunicación nunca recibió el ritual de esta nueva Sociedad.
http://www.slideboom.com/presentations/189207/Emoci%C3%B3n-2.0

África Mayi Reyes dijo...

He estado leyendo el blog y me ha gustado mucho, es muy interesante.
Le sigo en Twitter también.
¿Tiene cuenta de Facebook además de Twitter? ¿Hay algun email para dirigirme a usted en privado? Un saludo.
africamayi@gmail.com

frankydigit dijo...

Cierto! Sandopen ¡Excelente reflexión! ¿Está casi todo inventado? La verdad es que a poco que hurgamos en las cenizas del conocimiento, siempre econtraremos analogías, como la que tan brillantemente expresas, y nuevas conexiones. ¡Joder! pero si es así como funcionamos nosotros mismos, estableciendo sipnapsis continuamente (uniones, enlaces... intercelulares especializados entre neuronas). Lo que pasa es que no sabemos lo que nos pasa, y por eso nos pasa lo que nos pasa. ¡Cuánta razón tenía Ortega (el filósofo no el torero)!

frankydigit dijo...

Lo que pasa, querido Sandopen, es que esa parte muy pequeña de la sociedad, que tiene voz pública (normalmente asociada al poder), acaba arrastrando a la "mayoría silenciosa". Así es como se ejerce el control social. En wikipedia puedes encontrar info acerca de la teoría de La "Espiral del silencio". Ésta es una teoría de ciencias políticas y comunicación propuesta por la politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neumann en su libro La Espiral del silencio. Opinión pública: nuestra piel social (1977), donde estudia la opinión pública como una forma de control social en la que los individuos adaptan su comportamiento a las actitudes predominantes sobre lo que es aceptable y lo que no.
La teoría de la espiral del silencio parte del supuesto básico de que la mayor parte de las personas tienen miedo al aislamiento y, al manifestar sus opiniones primero tratan de identificar las ideas, para luego sumarse a la opinión mayoritaria o consensuada. En esta disyuntiva la principal fuente de información serán los medios de comunicación y estos definirían el clima de opinión sobre los asuntos de que se trate.

frankydigit dijo...

No obstante, el fenómeno de las redes sociales está cambiando todas estas teorías. Aunque, de momento, sigue sin ser lo mismo que la opinión sea publicada en ElPaís o en el Blog de Sandopen, y mucho menos en el de Frankenstein Digital. Pero... ¡¡Todo llegará!!

frankydigit dijo...

¡Sigue, sigue... No pares!